En el fútbol sala tan importante es una buena táctica y un equipo organizado como que cada jugador mantenga una adecuada posición defensiva.

¿Cuál es la posición defensiva? Se resume en los siguientes puntos:

  • Flexionar las rodillas
  • Apoyarse con las puntas de los pies
  • Abrir los brazos y manos
  • Mirar a los ojos del contrario
  • Nunca cruzar las piernas
  • Tener un pie más adelantado que otro

Conviene destacar que el pie que hay que tener más adelantado depende de la zona del campo y el pie bueno del rival. Si nos encontramos en una banda, siempre debemos adelantar el pie más alejado de la banda para así obligar al atacante a ir hacia la banda perdiendo ángulo. Si por el contrario, nos encontramos en el centro, si el atacante conduce el balón con su pierna derecha, nosotros adelantaremos la derecha, si la conduce con la izquierda, adelantaremos la izquierda.

La teoría es bien sencilla. Ponerlo en práctica pocos consiguen hacerlo bien, pero el que lo consigue, es un buen jugador defensivo en fútbol sala.